La reunión fue organizada por el Programa Pro-asocia, del Departamento de Antropología

Federación de Cooperativas Inuit visitó FACSO

Gracias al vínculo que hace más de 10 años mantienen la Universidad de Chile, a través del Programa Pro-asocia de nuestra Facultad y la Universidad canadiense de Sherbrooke, hoy se lleva a cabo un proyecto denominado “Empoderamiento Indígena. Cooperativas de base Inuit y Aymará”, dirigido por el Prof. del Departamento de Antropología, Mario Radrigán. En este contexto, una delegación de 2 académicos canadienses y 4 integrantes de la Federación de Cooperativas del Nuevo Québec visitaron FACSO y sostuvieron una enriquecedora reunión con directivos, académicos, estudiantes y autoridades de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena y del Departamento de Cooperativas del Ministerio de Economía.

a

Marco Huaiquilaf, jefe de la Oficina de Asuntos Indígenas de CONADI; Ignacio Cienfuegos, Director del Departamento de Cooperativas del Ministerio de Economía; y Prof. Mario Radrigán, Director Académico Programa Pro-asocia, junto a la delegación de la Federación de Cooperativas del Nuevo Québec, Canadá.











a

Rita Novalinga, Directora de la Federación de Cooperativas del Nuevo Québec, de base Inuit.





a

Una de las esculturas típicas desarrolladas por las comunidades Inuit.

A las 10:30 horas del pasado viernes 18 de abril, la comunidad FACSO recibió con agrado la visita de una delegación de la Universidad de Sherbrooke y la Federación de Cooperativas del Nuevo Québec, de base Inuit. En una distendida reunión, Rita Novalinga, Directora de la Federación, dio a conocer la manera en que las comunidades Inuit formaron esta organización hace ya más de 40 años y los múltiples beneficios que ello les ha traído.

La Federación de cooperativas del Nuevo Québec está compuesta por 14 cooperativas de base Inuit, comunidades indígenas del norte de Canadá. Una de las metas que se propusieron estas comunidades al crear esta federación era lograr que los miembros trabajaran en su propio desarrollo y sustento económico, al mismo tiempo que difundieran el arte Inuit y conservaran con ello su patrimonio e identidad.

Hoy, la Federación ha cumplido ese objetivo con creces. El arte Inuit es conocido a nivel mundial y ello, en gran medida, se debe a la autogestión de estas cooperativas. Además, la Federación provee de diversos servicios a la comunidad, como operaciones bancarias, correo, telefonía, televisión e Internet y capacita a los socios para que desarrollen sus propias actividades económicas. También administran la totalidad de hoteles que existen en su territorio y poseen incluso una agencia de viajes. “En el año 1967- fecha en que se crea la federación- el movimiento cooperativo generaba 1 millón de dólares en ganancias para nuestra comunidad y hoy día es más de 140 mil millones”, contó con orgullo Rita Novalinga.

A través de este exitoso ejemplo de desarrollo económico y cultural de las comunidades indígenas, gracias al establecimiento y organización de cooperativas, el Proyecto “Empoderamiento Indígena. Cooperativas de base Inuit y Aymará” persigue establecer relaciones entre la Federación canadiense y la Cooperativa de Energía Eléctrica de Socoroma, COOPERSOL, de base Aymará. Para ello, la delegación que visitó nuestra Facultad, junto al Prof. del Departamento de Antropología y Director Académico del Programa Pro-asocia, Mario Radrigán, viajaron a la región de Arica- Parinacota a reunirse con la comunidad Aymará.  

“La cultura Aymará es muy rica, ellos tienen todo para comenzar una cooperativa exitosa y lograr lo que nosotros empezamos hace 40 años atrás”, dijo Rita Novalinga, luego del viaje al norte de nuestro país, en donde además intercambiaron productos típicos de su cultura con la comunidad Aymará.

En la reunión, desarrollada el viernes 18 de abril a las 10:30 horas en la sala Nº 35 de nuestra Facultad, estuvieron presentes la Vicedecana, Elisabeth Wenk; el Director del Departamento de Cooperativas del Ministerio de Economía, Ignacio Cienfuegos; y el Jefe de la Oficina de Asuntos Indígenas de Santiago de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI), Marco Huaiquilaf, además de académicos y estudiantes interesados en la temática.

“Es importante rescatar la pertinencia del modelo cooperativo para el desarrollo de los pueblos indígenas. Por supuesto que el trabajo asociativo, colaborativo y en conjunto es una cuestión inherente a la naturaleza de los pueblos indígenas (…) no solamente es una posibilidad de subsistencia, generación de negocios en un territorio en particular sino que, además, el espacio comunitario y colaborativo les permite a ellos sostener y mantener su propia identidad”, reflexionó Ignacio Cienfuegos.

Por su parte, Marco Huaiquilaf, jefe de la Oficina de Asuntos Indígenas de Santiago de la CONADI, argumentó que “fortaleciendo la capacidad socioeconómica de los indígenas es posible que la cultura no se vaya perdiendo. (…) En el norte, el objetivo primordial es la preservación de la cultura y tal vez, la vía para ello sea la económica. (…) La cultura indígena no solo fortalece a las comunidades indígenas en particular sino que nos fortalece también como país y como humanidad”.

Cecilia Vargas S.
Lorena Valderrama Z.
Comunicaciones FACSO
Lunes 21 de abril de 2008

 

 

 

Universidad de Chile Facultad de Ciencias Sociales Av. Ignacio Carrera Pinto 1045 Código Postal 6850331 Santiago Chile
Mapa del Sitio Contactos Páginas Blancas Convertir en página de inicio Agregar a Favoritos Créditos © Unidad de Informática FACSO