Acompañamiento a ex presidiarios

Egresados de Psicología participan en programa de reinserción post carcelaria

El proyecto “Volver a Confiar” es una iniciativa piloto en la que se acompaña por 6 meses a las personas que están a punto de cumplir su pena de cárcel o en sus primeros meses en libertad. En ellos están 3 tres egresados de psicología, quienes para hacer su práctica recogieron la invitación de la Profesora del Departamento de Psicología de FACSO, Carolina Villagra, especialista en psicología jurídica.


foto1

Luisa Aguilar, Rodrigo Landabur, Mauricio Sánchez, estudiantes de FACSO que están haciendo su práctica profesional en un proyecto de reinserción post carcelaria.







foto2

Los usuarios de este proyecto son mayoritariamente personas que han cometido delito contra la propiedad y sus penas van desde los 200 días hasta los 10 años







foto2

Apoyados en evidencias internacionales, el trabajo comienza dos meses antes de que los presos dejen la cárcel.





foto2

Los estudiantes dedican media jornada a trabajar con los usuarios en la oficina de La Pintana o haciendo visitas domiciliarias.






foto2

La Prof. Carolina Villagra, profesora de psicología jurídica de FACSO es una de las gestoras de esta iniciativa.

Luisa Aguilar, Rodrigo Landabur y Mauricio Sánchez son los estudiantes que interesados en el curso electivo de “Intervención Carcelaria para la reinserción” de Quinto Año de Psicología, decidieron tomar la invitación de la profesora Carolina Villagra de realizar su práctica profesional en el proyecto “Volver a confiar”. Esta iniciativa piloto acompaña a 30 presidiarios en su tránsito entre el encarcelamiento y los primeros meses de libertad. El proyecto surge de la evidencia investigativa que señala que el 25% de los reincidentes, delinquen dentro de los 6 meses posteriores al egreso de la cárcel.

Como está señalado en la fundamentación del proyecto, en Chile, si bien no hay cifras oficiales actualizadas, diversas fuentes estiman que la reincidencia es por sobre un 60%. Pero sólo existen algunos programas de atención parcial en la fase post penitenciaria y el único programa integral llamado “Hoy es Mi Tiempo” del Patronato Nacional de Reos, cubre sólo a unas 350 personas anualmente, cifra que representa a algo más del 10% del total de 30.000 egresos anuales del sistema penitenciario.

Frente a esta realidad, el Área de Estudios Penitenciarios del Centro de Estudios de Seguridad Ciudadana (CESC) del Instituto de Asuntos Públicos (INAP) de la Universidad de Chile planteó  la experiencia piloto llamada “Volver a Confiar”, programa de apoyo post carcelario con énfasis en el ámbito local, que favorece la reintegración de ex reclusos a su comunidad y que contribuye a la seguridad ciudadana.

La Prof. del Departamento de Psicología, Carolina Villagra, quien además es investigadora del CESC, integró a tres egresados de la carrera los cuales estarán involucrados en la planificación, ejecución y trabajo con los y las usuarias, evaluación y publicación de los resultados alcanzados.

La apuesta se lleva a cabo con 30 ex presidiarios o presidiarias que estuvieron recluidos en Centro de Detención Preventiva Santiago Sur (ex penitenciería) y en la cárcel de mujeres (Centro Penitenciario Femenino) y que luego de ser liberados  volvieron a vivir a La Pintana, comuna con la cual el proyecto generó un convenio y es la segunda en la Región Metropolitana en la que se reintegran más ex internos. Además otro criterio de selección fue que cumplieran con su pena en fechas más o menos similares de modo de ir avanzando con todos en el proceso.

Inspirados en experiencias exitosas internacionales

Este proyecto está inspirado en proyecto de  Inglaterra, Canadá, Estados Unidos. Según comento unos de los estudiantes en práctica Mauricio Sánchez: “de experiencias extranjeras se sacaron ciertos ejes esenciales, como por ejemplo comenzar el trabajo antes del egreso, tener un apoyo individualizado durante el primer mes y los seis meses siguientes, considerar como un factor importante la familia, ser una forma de contacto para las redes comunitarias, particularmente la municipalidad y todos sus servicios” comenta el futuro psicólogo.

Su compañero de labores, Rodrigo Landabur agrega que la apuesta central de esta iniciativa es observar qué ocurre en nuestra realidad específica y en el trabajo en la comuna de la Pintana, para luego replicarlo en otras localidades. “Hemos notado muchas diferencias con lo que estaba en la planificación de los programas internacionales. Postular en una municipalidad a un servicio se demora más en esta comuna y en Chile; entonces cambian los tiempos en que ellos planficaron las distintas etapas”.

Cumpliendo con esa lógica metodológica, partieron en los meses de verano cuando los usuarios todavía estaban encarcelados haciendo, en conjunto con el resto del equipo compuesto por dos psicólogas tituladas, una de ellas la Prof. Carolina Villagra, talleres grupales. Allí tocaron temas como: familia, empleabilidad, responsabilización y derechos, por ejemplo explicándoles los trámites necesarios para eliminar sus antecedentes. Además tuvieron encuentros individuales para ir trazando en conjunto los ámbitos que querían trabajar.

“Nosotros consideramos que es súper importante el trabajo previo a la salida; prepararlo un poco en esos dos meses, sólo con ponerlos en la posición de: ¿qué va a hacer con el trabajo? ¿Qué has pensado con eso? La idea es ir ampliando un poco el abanico de opciones que ellos tienen al salir. Ese ha sido un poco nuestro trabajo, hacerles ver que existen otras opciones, otras alternativas” plantea la estudiante Luisa Aguilar.

Luego cuando comenzaron a salir, las reuniones han continuado semanalmente en una oficina que les presta la Municipalidad de la Pintana. Además ellos hacen visitas domiciliarias y se reúnen con los familiares que los usuarios señalaron como la persona de apoyo.

“La idea de nosotros es trabajar a distintos niveles,  por ejemplo a nivel individual, con el sujeto, con la familia y además a nivel comunitario. Estamos tratando de coordinar con otros organismos comunitarios para realizar talleres de drogas, de habilidades parentales o de salud para mujeres, por ejemplo” señala Rodrigo Landabur.  

Aprendizaje constante

Si bien el trabajo les ha significado un desafío mayor, han contado con el apoyo de la Prof. Villagra que trabaja con ellos en terreno, lo que les permite tener supervisión y apoyo. Otro gran aprendizaje que rescata Mauricio es que “el programa trata de ser lo más riguroso posible en trabajar en base a evidencias de investigaciones. (…) Constantemente tenemos que estar estudiando; releyendo ciertas cosas, porque por ejemplo yo no me veía mucho trabajando en temas comunitarios, he tenido que retomar ciertas lecturas. El trabajo con violencia intrafamiliar no es sencillo, ni se puede hacer la misma intervención que con casos de otras penas”.

Rodrigo, por su parte, cree que esta experiencia le está aportando a su formación profesional, pues al interactuar con distintos profesionales le ha dado una perspectiva más amplia de cómo se inserta un psicólogo en un equipo de trabajo, “ha sido bien multidisciplinaria nuestra formación, hemos visto como trabajan otros profesionales, por lo que creo que se nos va a hacer más fácil integrarnos a otro lugar de trabajo con esta perspectiva”.

Luisa ha confirmado su gusto por estas temáticas y pretende seguirse desarrollarse en ámbitos de la seguridad ciudadana, quizás trabajando con infractores de ley. A nivel académico, de esta experiencia rescata las publicaciones que van a surgir de este trabajo y las proyecciones que tiene en cuanto de aportar a la generación de mejores políticas públicas en estas materias.

De este modo, estos tres egresados de FACSO están haciendo su práctica profesional abordando una temática de gran sensibilidad social y gracias al apoyo y guía de la profesora Villagra, están conociendo más sobre cómo aportar en la rehabilitación de personas que han cometido delitos.  En este sentido, este trabajo está en coherencia con el Proyecto de Desarrollo Institucional (PDI) de nuestra facultad que como una de sus acciones propuestas está: “Estimular y favorecer el desarrollo de formas de pensamiento plural, científicamente rigurosas, críticas, socialmente comprometidas y éticamente fundamentadas”

 

María José Martínez P.
Comunicaciones FACSO
Miércoles 1 de julio de 2009
facsocom@uchile.cl

 

 

 

 

Universidad de Chile Facultad de Ciencias Sociales Av. Ignacio Carrera Pinto 1045 Código Postal 6850331 Santiago Chile
Mapa del Sitio Contactos Páginas Blancas Convertir en página de inicio Agregar a Favoritos Créditos © Unidad de Informática FACSO